Home / Policiales / Coronavirus y estafas: Parte II

Coronavirus y estafas: Parte II

Además de los llamados telefónicos para extraer usuarios y claves de homebanking y tarjetas de crédito, y de los correos electrónicos con software maliciosos, también debemos estar alertas a otras estrategias de engaño. Páginas web fraudulentas que requieren la carga de datos personales y financieros, aplicaciones de celulares ofrecidas por fuera de los sitios oficiales y cadenas de whatsapp. Son todos medios empleados para robar datos personales, generar alarma en la población o entorpecer las comunicaciones. Teniendo en cuenta las necesidades generadas para la prevención del  coronavirus y la escasez de oferta, surgieron promociones falsas de alcohol en gel, lavandina y desinfectantes.

En algunas ciudades los ladrones se hacen pasar por personal de salud que realiza visitas a domicilio para corroborar la presencia de síntomas en los moradores. La verdadera intención, es ingresar a los hogares para robar. Es importante saber que no hay personal de salud realizando visitas domiciliarias preventivas. Ante situaciones de este tipo, llame al 101.

Cómo no resultar estafado

Ignore todos los mensajes que le lleguen por medios no oficiales. Por ejemplo aquellos que indican que se bloqueó su cuenta y debe enviar la contraseña o códigos de verificación. El aviso de bloqueo o actividad inusual de una cuenta sólo llega al correo indicado al momento de la registración, y no por teléfono -llamadas o sms- o por servicios de mensajería, alerta la UFECI (Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia de Nación).

Cuentas bancarias: si recibe un supuesto correo oficial de una entidad indicando que su cuenta o tarjeta se bloqueó, la UFECI recomienda  ignorarlo y, en especial, no seguir el enlace proporcionado. Si tiene dudas, consulte a su tarjeta de crédito o banco por los canales que estén habilitados en ese momento (aplicación, web o atención telefónica)

Home Office: si trabaja en casa, asegúrese de tener conexiones y equipos seguros. Proteger la red con contraseñas adecuadas -combinando letras, números y caracteres especiales- y los equipos usando software original y antivirus actualizados. En casos de tráfico de información sensible, asesorarse con especialistas para su cifrado.

Noticias falsas: Circula mucha información por mensajería y redes sociales y no toda es verdadera. Ante dudas sobre la autenticidad de la fuente, chequearla antes de compartirla. En muchas ocasiones, quienes distribuyen ese contenido quieren infundir temor o alarmar a la sociedad.

DEJANOS TU MENSAJE