Home / Internacionales / EEUU cree que FaceApp es peligrosa y evalúa investigarla

EEUU cree que FaceApp es peligrosa y evalúa investigarla

Les preocupa la relación entre esta herramienta gratuita, que edita las fotos con filtros que transforman el rostro de la imagen, y el espionaje ruso

Muy popular entre los famosos, la aplicación emplea inteligencia artificial para modificar fotos de los usuarios, añadiendo arrugas o eliminado años de sus rostros.

Disponible en las tiendas App Store de Apple y Play Store de Google desde 2017, FaceApp ya cuenta en todo el mundo con 150 millones de usuarios.

Pero el senador Chuck Schumer, jefe de la minoría demócrata en el Senado, pidió el miércoles al FBI y al FTC, el organismo de protección del consumidor en Estados Unidos, que «investigue los riesgos para la seguridad nacional y la privacidad» de las personas, en relación con FaceApp.

Además de por famosos, ha sido usada por millones de personas comunes y es actualmente la aplicación gratuita más descargada en Google Play, con más de 100 millones de usuarios.

«La ubicación de FaceApp en Rusia plantea interrogantes sobre cómo y cuándo la compañía puede proveer datos de ciudadanos estadounidenses a terceras partes, incluyendo potencialmente a gobiernos extranjeros», indicó el senador de Nueva York en su carta al FBI.

«Sería profundamente preocupante si información personal sensible de ciudadanos estadounidenses fuera entregada a algún poder extranjero activamente involucrado en ciberhostilidades contra Estados Unidos», añadió.

Su empresa desarrolladora, Wireless Lab, fue fundada en San Petersburgo (noroeste de Rusia) y actualmente está instalada en el «hub» tecnológico de Skolkovo (cerca de Moscú), lo que ha generado preocupación también entre otros miembros del Partido Demócrata en Estados Unidos.

El diario The Washington Post reportó que el Comité Nacional Demócrata llamó a los candidatos en campaña para las primarias presidenciales previas a la elección de 2020 a «borrar la aplicación inmediatamente».

El partido es especialmente sensible a cualquier posibilidad de vigilancia o espionaje relacionado con Moscú después de que algunos demócratas fueran objeto de ataques de hackers rusos durante la campaña presidencial de 2016.

Los miedos al ciberespionaje han florecido en los últimos años, entre los temores de las autoridades a que gobiernos extranjeros tengan acceso y puedan potencialmente usar de manera inapropiada información personal de millones de estadounidenses.

En mayo, una compañía de juegos móviles china que compró la popular aplicación de citas gay Grindr dijo que la vendería en junio de 2020 tras presiones de autoridades estadounidenses.

Según reportes, las autoridades temían que estadounidenses pudieran ser víctimas de chantajes si el gobierno de China demandaba los datos de sus usuarios a la empresa Kunlun Tech, con sede en Pekín.

Los responsables de la aplicación no han respondido a la carta de Schumer.

Pero el director ejecutivo de la empresa rusa, Yaroslav Goncharov, aseguró a The Washington Post que las autoridades de ese país no tienen acceso a los datos de sus usuarios.

También afirmó que las fotos no son usadas con ninguna otra finalidad y que la mayoría de ellas son borradas de sus servidores 48 horas después de haber sido subidas por los usuarios, como explicó la compañía en un comunicado.

Esta no es la primera controversia para FaceApp. Poco después de su lanzamiento, un filtro «hot» (sexy) que automáticamente aclaraba el rostro de los usuarios desató acusaciones de racismo.

Además, los desarrolladores de la aplicación debieron remover ese mismo año una herramienta que permitía a los usuarios cambiar su origen racial.

La semana pasada, Goncharov comentó sobre el éxito viral de su aplicación en una inusual publicación en Facebook: «¿Por encima de Instagram y WhatsApp otra vez? Algo pequeño, pero se siente bien», escribió.

Fuente: Agencia AFP

DEJANOS TU MENSAJE