La medida de fuerza es por “el incumplimiento del Ejecutivo en la entrega de indumentaria de trabajo”, explicaron desde el SOEME.

El gremio señala que el reclamo fue presentado por escrito en noviembre del año pasado y se reiteró en varias oportunidades. “Hasta el momento no hubo respuestas”, sostienen.

SOEME quiso recordar además que tanto la legislación como el estatuto del empleado municipal contemplan que los trabajadores deben ser provistos de la indumentaria y el calzado adecuado a la estación y sus funciones.

Todos los trabajadores afectados a la retención de servicio se encuentran reunidos en el Área Operativa del municipio, en el barrio Matadero.