El precandidato a la intendencia de Comodoro Rivadavia por Chubut al Frente y exministro Coordinador de Gabinete, Marcial Paz, habló sobre su campaña y el apoyo del Gobernador hacia otro candidato. Además se refirió con preocupación a la situación económica de la Provincia; habló de las internas con Massoni y recordó a Mario das Neves

El precandidato a la intendencia de Comodoro Rivadavia por Chubut al Frente y exministro Coordinador de gabinete, Marcial Paz, dialogó con el sitio web La Tecla Patagonia sobre sus expectativas de cara a las PASO. Cuestionó el apoyo institucional de Mariano Arcioni hacia Martín Buzzi y se refirió a la situación económica de la Provincia que todavía no ha podido pagar los sueldos. Además, desmitificó la interna con Federico Massoni y recordó a Mario das Neves.

– ¿Cómo vienen llevando adelante la campaña desde su sector la campaña en Comodoro?

– Nosotros empezamos hace un tiempo con un sueño. Empezamos a soñar con qué podemos lograr para nuestra ciudad. Me considero un hijo de esta ciudad, entonces puse un proyecto en marcha donde primero organizamos un espacio político a partir de una corriente de opinión que está identificado con Comodoro Primero. A partir de eso empezamos a recoger distintas opiniones de gente de diversos segmentos de la ciudad, actores sociales, gremiales, trabajadores y fuimos diseñando este concepto de campaña. Me pongo al frente de este proyecto para devolverle a mi ciudad todo lo que me ha dado. Tengo un compromiso con mis generaciones anteriores y las venideras. Soy la tercera generación de comodoreses. Nuestro proyecto político está sustentado en dos cuestiones fundamentales: primero recuperar la conciencia de ser comodorense y segundo, recuperar las premisas del trabajo y la justicia social que son ejes de nuestro plan de Gobierno. Nosotros no vamos a mentir, vamos a ser hidalgos de la verdad porque Comodoro no se merece más mentiras; merece tener hombres y mujeres comprometidos. Tenemos que recuperar la credibilidad en la política, el pueblo y los dirigentes. Estamos muy entusiasmados, en plena campaña, recorriendo nuestra ciudad. Tengo un equipo de trabajo extraordinario; hemos conformado una lista de concejales con ciudadanas y ciudadanos, comprometidos con la ciudad donde no hay “amigos del poder” sino gente con ganas de trabajar de verdad.

– Los tres precandidatos de Chubut al Frente tiene perfiles muy diferentes ¿Cómo se ve posicionado en la interna?

–  Vamos a ganarla porque estamos comprendiendo el mensaje de la mayoría silenciosa que tiene Comodoro Rivadavia. La ciudad tiene un electorado silencioso que está más imbuido en el trabajo que en la política. Nosotros vamos a salir a recuperar los espacios peronistas con una fuerte concepción ideológica pero fundamentalmente con los brazos abiertos para convocar a los mejores hombres y mujeres para que me acompañen para gobernar y conducir esta ciudad a partir de diciembre. El pueblo será el que defina bajo el voto secreto quien quiere que sea el próximo intendente.

– Usted fue uno de los primeros que manifestó intenciones de competir por la intendencia de su ciudad, sin embargo el Gobernador hizo explícito su apoyo hacia otro candidato… ¿Siente que lo dejaron un poco solo?

– Nunca me sentí solo. Siempre me sentí acompañado por mis afectos personales y por mi pueblo, por el pueblo que me ha visto nacer y crecer. También con gran cantidad de personas de diferentes generaciones que nos conocemos desde siempre. Siempre me he sentido acompañado, la política para mi es una herramienta de transformación y todos los que me conocen saben perfectamente la conducta que he tenido y la coherencia que he tenido. Jamás he estado solo, todo lo contrario cada vez estoy más acompañado. Me siento muy feliz cuando los compañeros me convocan, me invitan a sus casas, compartimos un mate, una torta frita. Y escucharlos. He aprendido en todo este tiempo a hablar menos y escuchar más. Cuando empecé a escuchar más, empecé a corregir errores. Después los apoyos sindicales (refiere al gremio petrolero), los apoyos institucionales por parte del Gobernador quien apostó fuertemente por otro candidato, es una decisión que respeto pero yo tengo otro tipo de acompañamiento. Además por mi propia personalidad yo no necesito la bendición de nadie.

– ¿Cómo ve la situación de la Provincia que a la fecha no ha podido pagar los sueldos?

– Con mucha preocupación porque uno esperaba que luego de las elecciones se diera cumplimiento a las obligaciones pero aparentemente no es así. Lo que le puedo decir es que como yo nunca viví de la política, me reintegré a mi trabajo de manera habitual, soy empleado del Estado hace 25 años, soy el jefe de Relaciones Institucionales de la Secretaría de Trabajo de Comodoro e integro la nómina de los empleados que no cobraron sus sueldos. La verdad que la situación es preocupante. El equipo del Gobernador tendrá que trabajar muy fuerte para solucionar esta grave situación.

– Se ha hablado mucho de las fuertes internas que había entre Usted y el ministro Massoni ¿Qué puede decir sobre estas versiones ahora que ya no es parte del Gabinete?

– Le voy a decir lo mismo que decía estando adentro. Jamás tuve un problema interno con el Dr. Massoni. Jamás me dediqué a hacer operaciones oscuras dentro del Gobierno porque considero que es parte de la putrefacción de la política. Yo no llegué al Gobierno convocado por Mariano Arcioni, a mi me convocó Mario das Neves, un hombre al que le reconozco y le reconocí en vida todo lo que ha dado a la política y a la provincia de Chubut. Le puedo decir con total tranquilidad de conciencia que jamás tuve un altercado o un encontronazo con el Dr. Massoni o con algún otro funcionario y esto lo sabe perfectamente el Gobernador. Las operaciones sobre este tema existieron. Fíjese que yo estaba fuera del ministerio casi un mes antes desde lo publicitario y mediático. Hay entornos oscuros que rodean al hombre del poder que sin darse cuenta o con conciencia le generan mucho daño al Gobierno. Y cuando se daña al Gobierno se daña al pueblo y al crecimiento de la provincia. Se genera daño y malestar. Le puedo decir que me he ganado el aprecio de la mayoría del personal del Gabinete del cual fui parte. Me siento orgulloso de haber compartido un tiempo importante pero en mi corazón llevo enorme agradecimiento hacia el gigante de la política Mario das Neves que fue quien me dio la oportunidad y me honró cuando me llamó aquel 9 de diciembre para asumir en la cartera de Trabajo. Repito si alguien tuvo problemas conmigo jamás tuvo la honestidad de decirme para aclararlo. El Gobernador ha tenido una opinión conmigo en privado diferente y después se fueron viendo actitudes distintas. El mejor juez de todo es el tiempo, el tiempo es insobornable y es el que va a juzgar la actitud de los hombres.